recepcion

La recepción, el primer impacto que reciben al llegar a una empresa

Posted on

La recepción es una de las zonas más importantes de cualquier empresa dado que cumple con varias funciones, las cuales deben ser muy tenidas en cuenta a la hora de poder diseñarla. La recepción es el primer impacto visual que recibe cualquier persona y la primera imagen que proporciona la empresa.

Es el lugar donde cualquier persona espera recibir atención y por ello, hay que crear un ambiente cálido y confortable. Además, debe ser un espacio cómodo porque es el lugar donde además de dar soporte a los clientes, también hay trabajadores realizando su tarea.

Un espejo televisor en la recepción de una empresa

Contar con un espejo televisor Miralay es una propuesta muy interesante y que puede llegar a adquirir gran importancia al colocarse en cualquier recepción. Permitirá a todos los clientes poder disfrutar de información de la empresa, novedades, promociones, etc.

Esta clase de televisores cuenta con entradas LAN, HDMI o USB entre otras, con lo que se pueden reproducir vídeos corporativos, así como información de la empresa mientras el cliente está esperando su turno para ser atendido.

Puede ser colocado en oficinas, gimnasios y otros centros deportivos, recepción de hoteles, centros de trabajo, etc., pudiendo emitirse toda clase de contenido y convirtiéndose en un servicio de valor añadido para cualquier empresa dado que se hace branding y se puede captar más la atención de cualquier cliente, quien seguramente recordará lo que haya visto en la pantalla.

El equilibrio en una recepción es unir las tres funciones antes citadas, de forma equitativa, sin que una destaque sobre las demás. Por ejemplo, la función visual es la primera imagen que ve el cliente de la empresa cuando cruza la puerta de entrada.

El diseño así como la parte visual juega un papel de gran relevante para poder transmitir la cultura corporativa. Por ello, es tan necesario que la distribución de espacios, los colores y el mobiliario sean identificativos y cualquier cliente lo recuerde.

El confort no debe dejar de ser tenido en cuenta. Todo cliente tendrá que estar cómodo en su zona de espera, pero también los trabajadores, que son quienes pasan muchas horas en su puesto de trabajo mientras que el cliente apenas estará unos minutos, pero su experiencia tanto en lo referente a comodidad como servicio de atención al cliente debe cuidarse al máximo.

Además, la zona de la sala de espera debe ser lo suficientemente amplia para albergar a los clientes que llegan a la empresa, sin restar espacio operativo a los trabajadores, algo que se puede conseguir con el mobiliario.

Finalmente, el ambiente de trabajo también es un aspecto muy a tener en cuenta. En los trabajos de cara al público, especialmente en aquellos en los que se presenta una primera toma de contacto, es necesario que el trabajador esté totalmente cómodo. Ese aspecto hará que el cliente reciba una mejor atención, así como mejorará su eficiencia, siendo una técnica muy utilizada en muchas empresas y con lo que se consiguen resultados de máxima calidad sin importar la clase de empresa que sea.