tienda-de-ropa

La evolución del espejo en una tienda de ropa

Posted on

Desde hace muchísimos años, las tiendas de ropa han contado con espejos para que todos sus clientes puedan ver cómo les quedan las prendas que más les gustan. A pesar de llevar mucho tiempo con nosotros se sigue utilizando y son indispensables hoy en día en cualquier establecimiento de estas características.

Actualmente todas las tiendas cuentan con espejos, tanto en el espacio de exposición como en los probadores, lo que permite a todos los consumidores ver si la prenda que quieren adquirir se adapta a lo que están buscando y a sus medidas. Todo ello con unas cuantas miradas al espejo, ese objeto que ha estado con nosotros desde hace siglos.

Cómo han evolucionado los espejos en las tiendas de ropa

Hace siglos no había tiendas de ropa, pero las personas más acaudaladas acudían a un sastre o a una modista para que les hiciera sus trajes y vestidos. Todos estos profesionales contaban con un atelier y un gran espejo para que las personas pudieran ver cómo les quedaba el trabajo.

Fue en Italia cuando comenzaron a hacerse los primeros espejos de diseño, quienes dominaban el arte de las cubiertas de vidrio y metal, con lo que se conseguía un espejo completamente limpio. Contaban con formas geométricas, con marcos de metal o madera, proporcionándoles una gran calidad estética.

Los espejos utilizados en Francia fueron usados para la realeza, aunque los profesionales de la sastrería y sus atelieres estaban repletos de ellos. Nobles y personas acaudaladas se reflejaban en este revolucionario objeto indispensable desde hace cientos de años.

Al igual que sucedía en Italia, los ateliers contaban con espejos, tanto decorativos como para los propios clientes. Siempre con marcos de madera tallada, dorada y moldeados, acompañados de la típica flor de lis en muchos casos, señal de la aristocracia de por aquel entonces.

Poco a poco las cosas fueron cambiando y con la aparición de las tiendas de ropa, los espejos fueron simplificándose llegando a un punto rectilíneo, aunque compartieron vida con los tradicionales espejos ovalados verticales montados sobre una estructura y marco de madera.

Actualmente, todo aquello quedó atrás hace mucho tiempo y en las tiendas que podemos encontrar vemos espejos rectos y muy amplios, capaces de permitirnos ver todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo.

Los espejos de las tiendas hoy en día

Pero los espejos no se quedan ahí, podemos encontrar espejos inteligentes en los que se incluye un televisor. Muchas tiendas están contando ya con esta clase de dispositivos a través de los cuales, cualquier persona puede conocer cuáles son las diferentes novedades con las que cuenta una tienda de ropa.

Son sencillos, pero a la vez impresionantes. Cuando están en stand by son espejos como cualquier otro, pero cuando se activan, se ve una pantalla en la cual podemos encontrar vídeos con desfiles, las últimas novedades de la tienda, promociones y muchas otras propuestas diferentes, contenido de alta calidad que ayudan a que la tienda tenga un branding muy importante y con lo que sorprender a cualquier clase de cliente.