viena-espacio-dormitorio

Espejos TV para habitaciones de hoteles

Posted on

Siempre se ha dicho que una habitación de hotel debe ser lo más parecido a una habitación de nuestro hogar y todo debe estar cuidado al mínimo detalle para conseguir la máxima satisfacción del cliente. Una de las tendencias actuales en los hoteles es contar con espejos TV para las habitaciones, independientemente de si es para la zona de descanso o para el cuarto de baño.

 

Habitaciones sorprendentes con espejos TV

Con esta tendencia sucede lo mismo que en cualquier hogar, resta protagonismo al televisor, independientemente del tamaño que éste tenga, y queda disimulado porque el televisor es un espejo que pasa completamente desapercibido si no se pone en marcha el dispositivo.

Podemos encontrarlo como un gran espejo frente a la cama, con un marco acorde a la decoración predominante en la habitación del hotel o en el cuarto de baño, pero todo cambia cuando se enciende y se disfruta de su excelente calidad de imagen.

Muchos modelos, según la personalización que se le haya hecho, tienen retroiluminación, es decir, una suave luz por detrás que va cambiando de patrones y que no molesta a la hora de ver al televisor a oscuras. De esta forma, no es la única luz y los ojos no se resienten tanto viendo la televisión, sobre todo si se van a pasar horas.

Esto es algo que también puede pasar en el cuarto de baño, el hecho de tener un espejo frente a nosotros en el que podríamos ver cualquier clase de contenido, desde el que se emite por televisión hasta aquel que queramos gracias a que estos dispositivos cuentan con entrada USB para ponerles un pendrive con el contenido que queramos, tanto de audio como de vídeo.

 

Integración perfecta en la decoración de la habitación de cualquier hotel

De estos televisores espejo hay que decir que encajan a la perfección en la decoración de cualquier habitación de hotel, independientemente de si la decoración predominante es clásica, rústica, minimalista, etc., algo que sorprende y por lo que cada vez más hoteles están decantándose.

Sorprenden por la excelente calidad de imagen que proporcionan a la hora de ver cualquier clase de contenido, sin importar si es la señal de televisión o ponemos el contenido nosotros con un pendrive, por ejemplo. En esta clase de dispositivos se dan la mano el estilo, la tecnología y el diseño interior, capaz de adaptarse a cualquier clase de estancia.

Sin duda, se trata de un producto de valor añadido que puede ofrecer un buen hotel, mejorando su experiencia de cliente y seguramente, produciendo opiniones muy positivas, mejorando el branding o imagen de marca respecto a otros usuarios que aún no han estado en el alojamiento.

Una de las grandes ventajas para los hoteles con esta clase de dispositivos, es que estos televisores pueden colocarse prácticamente en cualquier lugar de la habitación, normalmente frente a la cama, y pueden ir incluidos en un marco o en un mueble, por ejemplo, haciendo que pasen completamente desapercibidos, aportando un toque de estilo a cualquier parte de la habitación.