habitacion-de-hotel

Cómo mejorar la experiencia del cliente en tu hotel

Posted on

Todo hotel que se precie debe tener como principal objetivo buscar que todos los clientes tengan una experiencia de alojamiento única e irrepetible, sin importar si ya han visitado o no el establecimiento. Para ello, hay que tener en cuenta una serie de aspectos de gran importancia que repercutirán muy positivamente en el objetivo previsto.

Cómo se puede mejorar la experiencia de alojamiento del cliente en un hotel

Una de las formas de sorprender a cualquier cliente y hacer que su paso por el hotel sea una experiencia muy especial es poniendo a su disposición lo último en tecnología. Un espejo TV puede dejar a más de uno con la boca abierta.

Esta clase de dispositivos pasan desapercibidos porque están perfectamente integrados en cualquier habitación o incluso en un armario o en el espejo del baño. Nadie se esperará que ese espejo pueda ser un televisor de gran calidad, un reproductor de música, se pueda navegar por Internet, etc. Es una de las grandes tendencias en los hoteles y que siempre deja un buen sabor de boca, tanto, que muchas personas deciden adquirir uno de estos dispositivos para su hogar.

El hotel debe contar con detalles decorativos que resulten agradables para toda clase de clientes. Eso es uno de los aspectos en los que cualquier consumidor se va a fijar al máximo en todo momento, porque quieren comodidad y, por qué no, también exclusividad.

A ello, hay que sumarle un excelente servicio de atención al cliente y un trato cuidado en todo momento. Los clientes buscan la máxima atención, las infraestructuras y los servicios que marquen la diferencia, buscando una estancia única.

El cuidado del diseño y la distribución de espacios

Hay que cuidar mucho el diseño así como la distribución de los espacios del hotel, no recargando los espacios, pero sí apostando por la comodidad y la funcionalidad. En lo referente a la decoración, es muy importante que no haya grandes estridencias, sobre todo en cuanto a la elección del mobiliario para las habitaciones así como para las zonas comunes.

Si hablamos de las habitaciones, personalizarla o tematizarla es algo que más recuerdan los huéspedes, mucho más que si la habitación es 100% estándar. Hacer que la decoración sea única es algo de gran importancia, tanto como que la cama y el resto de la habitación sean de máximo confort.

Si antes hemos hablado del espejo TV, una de las revoluciones más importantes en la actualidad, no hay que descuidar otras innovaciones tecnológicas; sobre todo, aquellas que permitan el máximo confort y relajación por parte del cliente. Domótica, tecnología en el baño o un sistema de audio de calidad, pueden ser algunas buenas propuestas.

Un punto que también resulta importante para mejorar la experiencia del cliente en un hotel, es el baño. No se trata de ofrecer un servicio básico de aseo y ducha normal y corriente sino que el baño debe ser casi como un spa. Una ducha multimasaje, toallas de calidad, espacios amplios y bien iluminados y amenities de primeras marcas, son aspectos que satisfacen a cualquier cliente.